fbpx
síntomas de estrés prolongado
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Síntomas del estrés prolongado: ¿seguro que no tienes estrés?

¿Cómo sé si tengo estrés? 

Hoy quiero hablarte de esas señales —esos síntomas— que avisan de que el estrés prolongado nos acompaña y está presente en nuestras vidas más de lo que nos gustaría.

El que nos acompañe puede resultar muy útil, pues como digo siempre, un poquito de estrés estimula, pero más de eso agota. 

Y si persiste, debilita, enferma y puede tener hasta malas consecuencias.

Pero tiene remedio. 

Una de las claves para que eso no suceda es saber detectar los síntomas del estrés prolongado. Esas señales del cuerpo y de la mente que nos avisan de que nos sobra estrés, y que deberíamos actuar para reducirlo. O lo que es mejor aún, que deberíamos librarnos de él.

Pero antes de contarte cuáles son los síntomas del estrés crónico, tendremos que aclarar algo:

¿Qué es un síntoma? 

Se puede considerar como una alteración del organismo que indica la existencia de una enfermedad y sirve para determinar cuál es esta enfermedad.

A nivel más coloquial es un indicio o señal de que algo está ocurriendo o va a ocurrir.

¿Qué es un síntoma de estrés prolongado?

Hay señales mentales, emocionales, físicas y comportamentales que indican que tenemos estrés.

El estrés, como te dije en este artículo, es la reacción del cuerpo a un desafío o demanda, especialmente cuando se percibe como amenaza.

Cuando uno se siente amenazado, se produce una reacción química en su cuerpo que le permite actuar para prevenir lesiones. Esta reacción, que se conoce como «lucha o huida», es la respuesta al estrés.

El estrés está por todas partes y por tanto nuestro cerebro puede detectar muchos tipos de amenaza constantemente

¿Qué hace el cuerpo? Se prepara para responder. 

Para eso, el cuerpo nos ayuda a través de hormonas, las hormonas del estrés: adrenalina, cortisol y algunas más que propulsan la energía mental y física para cumplir con la tarea o librarnos de la amenaza. Consiguen que el cuerpo se vuelva capaz de responder.

Un poco de estrés, está bien; podemos disponer de esa energía para responder en buen estado.

Demasiado estrés desgasta el cuerpo, llegando a responder bajo agotamiento y puede hasta enfermarlo. 

Y ahí, cuando el estrés empieza a desgastar, es cuando empieza a dar señales.

Lo que pasa es que reconocer esos síntomas no es tan fácil.

Así que no te preocupes si te cuesta detectarlos.

Estamos tan acostumbrados a estar estresados que a menudo no sabemos que lo estamos ​​hasta que llegamos al punto de ruptura. 

Si a eso le sumamos que el estrés es una respuesta unipersonal —es decir, cada uno responde de manera diferente al estrés— pues es aún más complicado. 

El estrés puede afectar a 4 niveles: a nivel mental, emocional, físico y comportamental. 

Síntomas de estrés a nivel mental

Es decir, el estrés afecta a cómo pensamos, a los procesos mentales, a las funciones cognitivas (como la atención, memoria, concentración, aprendizaje, creatividad…) 

Hoy en día hay una verdadera crisis de atención, cuesta muchísimo mantenerse atento por más de unos minutos. 

¿No te pasa? 

También es difícil mantener el foco, mantenerse concentrado. 

Y no digamos lo de retener la información y aprenderla.

O ser creativo, que, por cierto, es básico en cualquier faceta de la vida para avanzar.

¿Y por qué cuesta tanto atender, enfocar la mente, retener lo aprendido, crear nuevos proyectos, planes? Porque vivimos bajo un bombardeo de estímulos estresores. Amén de los que tenga cada cual con su vida, con su trabajo, con su realidad… 

Los síntomas a nivel mental están relacionados con la forma de pensar y funciones cognitivas. Algunos son: 

  • Dificultad para concentrarse.
  • Dificultad para mantener la atención.
  • Dificultad para mantener el foco mental. 
  • Dificultad para retener la información. 
  • Lapsus de memoria.
  • Bloqueo mental. 
  • Olvidos. 
  • Preocupación constante y pensamientos obsesivos. 

Síntomas a nivel emocional

Además el estrés afecta a nivel emocional, cómo te sientes. Si hay poco estrés, el justo para estimular, se puede sentir euforia, alegría, buen humor, optimismo… Pero si el estrés persiste aparecen las emociones contrarias como negatividad, ansiedad, tristeza, hostilidad, ira, etc.

Los síntomas a nivel emocional están relacionados con la forma de sentir, como uno se siente. Algunos son: 

  • Desasosiego y ansiedad.
  • Sentirse abrumado. 
  • Agitación.
  • Malhumor.
  • Irritabilidad constante.
  • Incluso hostilidad e ira con los demás.
  • Sensación de descontrol.
  • Agobio. 
  • Baja autoestima. 
  • Depresión y pesimismo. 
  • Aislamiento.

Síntomas a nivel físico

Tambien afecta a nivel físico, pues aparecen dolores o alteraciones orgánicas. Como te conté en este vídeo el estrés es causa de muchas enfermedades.

Los síntomas a nivel físico son muchísimos pero los más frecuentes son:

  • Poca Energía: el estrés arrasa con la energía. La agota.
  • Dolor de cuerpo (espalda, cuello, piernas, cabeza).
  • Presión en el pecho.
  • Aumento de ritmo cardíaco, sensanción de taquicardia.
  • Molestias digestivas: estómago, intestinales, diarrea o estreñimiento).
  • Aumento o disminución de peso.
  • Sensación de náuseas.
  • Zumbido en los oídos.
  • Tensión muscular.
  • Manos y pies fríos.
  • Sueño poco reparador (insomnio que puede ser al acostar, o en medio de la noche o muy temprano antes de levantar).
  • Mandíbula tensa, apretada, bruxismo (rechinar de dientes).
  • Resfriados o infecciones.
  • Temblores. 
  • Sequedad de boca. 
  • Alteraciones de la libido: bajo o ningún deseo sexual.

Síntomas comportamentales

Y, por supuesto, comportamentales, pues con estrés uno se comporta diferente:

  • Aumento o disminución de consumo de comida, bebida, moverse.
  • Mayor consumo de alcohol, tabaco, drogas o pastillas
  • Comportamientos nerviosos como morderse las uñas, tocarse el pelo.
  • Aplazar responsabilidades (procrastinar) o evitarlas. 

Estos son algunas de las manifestaciones del estrés, que se dan a todos los niveles: mental, emocional físico y comportamental o en uno solo.

Lo importante es entender cuáles son los síntomas para ponerle remedio cuanto antes y evitar que el efecto del estrés llegue a más.

No te abrumes si has percibido que tienes más síntomas de la cuenta, nos pasa a todos. 

La realidad actual ya de por sí genera mucho estrés. 

Lo importante es ser consciente. 

Porque ser consciente es la base de la prevención y el cuidado de la salud.  

Por eso es tan importante conocer los síntomas. Por si persisten, ponerse en marcha para librarse del estrés en todo lo que podamos.

Y como lo que queremos es vivir mejor y más, solo hay que entender que el estrés es una respuesta natural del ser humano. 

Y es lo que hay que evitar para vivir y trabajar libre de estrés

Espero haberte estimulado a reflexionar sobre los síntomas mentales, emocionales, físicos y comportamentales de tu respuesta de estrés, si la tienes y tomes acción para librarte de ellos cuanto antes.

Si no sabes por dónde empezar, tengo preparadas para ti 5 estrategias para romper con el estrés desde el inicio del día. 

estrategias para romper con el estrés

Reader Interactions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  *

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Susana Cantón, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en sc@susanacanton.com

¿Tú también quieres sentirte rebosante de energía para tener un mayor disfrute de tu trabajo, de tu familia y de tu tiempo libre?

Con mi método vas a cambiar definitivamente tu vida

Empieza a disfrutar de energía y salud para vivir y disfrutar de tus 50.

PREGUNTAS PARA SABER SI EL

TE IMPIDE POTENCIAR TU

Y dar el paso para evitarlo

Responsable: Susana Cantón. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Encontrará más información en mi política de privacidad.